Educación vial: de padres a hijos

Tras recabar opiniones de profesores de autoescuelas y de conductores jóvenes, Goodyear ha elaborado una nueva edición del estudio ‘La seguridad vial es lo primero: Mejorar la seguridad vial para conductores jóvenes’, centrado  en las opiniones de los padres acerca del comportamiento de sus hijos en este ámbito.

 

El estudio toma por base una encuesta realizada a 6.805 padres de conductores jóvenes (de 16 a 25 años) de 19 países europeos. La investigación ayuda a comprender mejor las actitudes de los padres hacia la seguridad vial, tanto en la forma de dar ejemplo a sus hijos como en la manera de ayudarles en su aprendizaje.

 

Los expertos coinciden en que los padres juegan un papel crucial a la hora de labrar hábitos y actitudes en los jóvenes hacia la seguridad vial. Así lo ve, Eszter Salamon, presidente de la Asociación Europea de Padres (EPA), que opina que la influencia de los padres en sus hijos es a todos los niveles, y la seguridad vial no es una excepción. Salamon ha explicado que «está claro que la influencia de los padres comienza muy pronto. Son modelos para sus hijos, dirigen su comportamiento e influyen sobre ellos con su manera de actuar como conductores, ciclistas o peatones».

 

A partir de los resultados de la investigación, Goodyear ha emprendido una campaña de llamadas de atención dirigidas a políticos, profesores de autoescuelas y otros actores involucrados en el debate de la seguridad vial. Entre sus recomendaciones figuran:

– Que la Comisión Europea promueva con fondos públicos campañas informativas que alertan sobre la importancia del papel que desempeñan los padres en la educación de sus hijos sobre seguridad vial.

– Que la Comisión Europea estudie e impulse estudios sobre los beneficios en seguridad de un carné de conducir gradual

– Que los gobiernos de cada país deberían patrocinen cursos de repaso de conducción para conductores veteranos.